El pantano de Guadarranque abirió sus compuertas el pasado 26 de diciembre



La Agencia Andaluza del Agua alertaba el pasado sábado, 26 de diciembre, al ayuntamiento de Castellar de la apertura de las compuertas del pantano de guadarranque debido al aumento de capacidad del mismo tras las últimas lluvias producidas.  El pantano alivió agua, antes de abrir sus compuertas, 50 cm por encima.

Al inicio del desembalse parcial de la presa de Guadarranque, a las 14.00 h, se encontraba al 100% de su capacidad. La idea es llegar al 80%, para evitar el riesgo de rotura de la presa, teniendo en cuenta que la previsión del tiempo habla de más lluvias para esta semana.

La previsión es que se esté unos dos días aliviando, para mantenerlo  en los márgenes de seguridad que marca la Ley, sobre todo teniendo en cuenta que va a seguir
lloviendo bastante.

El caudal del desembalse, que se vierte al río Guadarranque para acabar
posteriormente en el mar, es de 32 metros cúbicos por segundo de manera
continuada. El último desembalse llevado a cabo en la presa de Guadarranque fue el pasado mes de febrero. Después del 2005 no se había desembalsado agua con tanta frecuencia. En menos de un año el pantano ha aliviado agua dos veces, en 2009.

Cabe destacar que la cantidad de agua caída desde el pasado día 25 de diciembre a las 9.00 horas hasta la misma hora del día 26 de diciembre fue de 175 litro. Cantidad considerable que produjo estragos en la A405 a la altura del kilómetro 41, zona acceso al polígono industrial “La Almoraima”, zona destinada a naves empresariales.  La carretera permaneció cortada desde las 8.00 horas del día 26 de diciembre hasta las 10.30 horas de la mañana, debido a la gran cantidad de agua que impedía la circulación en esos momentos.  Las naves, del polígono industrial,  en su mayoría no han sufrido daños que lamentar debido a la prudencia y prevención de sus propietarios, sellando convenientemente los accesos de sus naves.