Derrumbe en la muralla del castillo

La muralla defensiva presenta un agujero de dos metros de ancho por cuatro de largo aproximadamente. El Ayuntamiento precinta la zona y traslada a Cultura el estado del lienzo de arenisca.

La Policía Local de Castellar alertaba ayer por la tarde durante su patrulla de guardia de un derrumbe producido en la barbacana sur del núcleo del castillo de Castellar, una muralla de arenisca que se ha desprendido provocando un orificio de dos metros de ancho por cuatro de largo aproximadamente.


El alcalde de Castellar trasladaba a la Delegación Provincial de Cultura el estado de la muralla para que pongan en marcha las actuaciones que consideren oportunas. Mientras tanto, técnicos municipales visitaban esta mañana a primera hora la zona del derrumbamiento para elaborar un informe y ordenaban su posterior precinto para aumentar la seguridad en la zona.

El teniente alcalde y concejal de Obras y Servicios, Eugenio Salas, informaba que se trata de una zona dónde el tránsito rodado es impracticable y el de personas no es habitual. Asimismo, destacaba que se encuentra alejado de puntos residenciales por lo que no debe provocar alarma en la población.