Un día expléndido acompañó a los vecinos de Castellar en Jerez de la Frontera


110 vecinos jubilados y pensionistas de Castellar de la Frontera disfrutaron ayer de una excursión a Jerez, organizada por la Delegación de bienestar Social del Ayuntamiento de Castellar, ostentada por la edil Coordinadora Pilar Lobato.
Al viaje asistió la Concejal organizadora de la excursión, cuatro empleadas de ayuda a domicilio de los Servicios Sociales de Castellar y personal del ayuntamiento que acompañaron a los vecinos en esta excursión. Una vez más esta Delegación realiza un viaje de deleite y entretenimiento para esta población que ya disfruta de su tiempo libre.PINCHAR AQUÍ PARA VER IMÁGENES.


Lo primero que visitaron en Jerez fue el Alcázar. La cerca de jerez de la Frontera , cuyos muros se conservan en parte absorbidos por el caserío del primer cinturón defensivo de la ciudad, tenía en su ángulo suroeste un importante Alcázar, probablemente desde el siglo XI, utilizado como baluarte y residencia primero de los soberanos musulmanes de la época, y luego por los alcaides cristianos que rigieron la ciudad; por lo que, con el tiempo, ha dado lugar a sensibles cambios en la configuración del conjunto.  Circundado en parte por la amplia Alameda Vieja, destaca con su presencia la imponente Torre Octogonal, con su doble encintado característico almohade, así como la Torre del Homenaje de los Ponce de León. A continuación, una fachada renacentista sustituyendo al antiguo muro da paso a los Baños Árabes.
Una vez visto el complejo monumental se dirigieron hasta las bodegas Williams Hambert para comenzar con un espectáculo ecuestre y  una posterior ruta explicativa por la bodega, para finalizar la visita con  una degustación de caldos de la tierra.
La historia de Bodegas Williams & Humbert comenzó hace casi 130 años. Fueron partícipes en la creación de la Denominación de Origen Jerez-Xérès-Brandy, y a día de hoy, la bodega está reconocida como una de las productoras más prestigiosas del mundo. Fundada en 1877 por Sir. Alexander Williams, gran conocedor y admirador de los productos jerezanos, y Arthur Humbert, especialista en relaciones internacionales.
Terminada la visita a la bodega más grande de Europa, se encaminaron hasta el restaurante donde se almorzó. Una vez terminado el almuerzo, los vecinos se desplazaron hasta la plaza del Arenal, en pleno centro jerezano para disfrutar de la tarde libre y de disfrute. La vuelta la tuvieron a las 18.30 h.