Modificación del (PGOU) para Castellar

Castellar modifica su Plan General para aceptar las cuadras y la bioconstrucción
Las instalaciones de los caballos podrán construirse a más de 500 metros de la zona urbana, en lugar de a dos kilómetros · La edificación con materiales sostenibles se aprueba para el proyecto de Marajambú

El Ayuntamiento de Castellar ha aprobado en pleno la modificación puntual del Plan General Urbano (PGOU), para dos proyectos futuros: la ordenación de la ocupación en precario en terreno municipal y el proyecto de bioconstrucción, incluido en el proyecto de Marajambú.

El primer caso está relacionado con el mantenimiento de caballos y sus instalaciones en el municipio. La normativa general al respecto señalan que deben mantenerse a más de 500 metros de la zona urbana, sin embargo, el PGOU local lo establecía a dos kilómetros del núcleo urbano.

Con el cambio en el planeamiento urbanístico se pretende que los vecinos puedan construir cuadras donde ubicar a los equinos y continuar con esta actividad relacionada con el ocio y el tiempo libre. De esta manera, se da solución a la problemática de los asentamientos irregulares. Desde el Ayuntamiento se considera que un pueblo con tradición agrícola no puede prescindir de unos espacios donde los vecinos puedan tener algunos animales para uso doméstico.

Por otra parte, la modificación puntual del Plan General permitirá la bioconstrucción, es decir el Consistorio permitirá a partir de ahora la edificación de casas con materiales sostenibles como la piedra o el adobe, propias de la zona. "Pretendemos compatibilidad la agroecología con el agroturismo en Marajambú, con el objetivo de crear puestos de trabajo", explicó el alcalde de Castellar, Juan Casanova.