Imprimir
El profesor de Prehistoria de la UCA, Eduardo Vijande, el director del proyecto de intervención arqueológica en Castellar, Diego Fernández, el alcalde de Castellar, Adrián Vaca, la teniente alcalde y concejal de Cultura, TamaraTrujillo, el catedrático de Historia y Geografía de la Universidad de Cádiz, José Ramos, y el espeleólogo, Antonio Luque, en la reunión mantenida esta mañana en el Ayuntamiento de Castellar.

El alcalde de Castellar, Adrián Vaca, y la teniente alcalde y concejal de Cultura, Tamara Trujillo, han recibido hoy por primera vez al Equipo de la Universidad de Cádiz que trabaja en el Tajo de las Abejeras en Castellar de la Frontera, alrededor del hallazgo de las manos en negativo, que en 2016 se convirtieron en los restos de arte rupestre prehistórico más antiguos de la provincia de Cádiz.  El catedrático de Historia y Geografía de la Universidad de Cádiz, José Ramos, el profesor de Prehistoria de la UCA, Eduardo Vijande, el director del proyecto de intervención arqueológica en Castellar, Diego Fernández, y el espeleólogo, Antonio Luque, han trasladado a los dirigentes municipales la relevancia de los hallazgos en término castellarense, referente a día de hoy en el ámbito científico del Arte Prehistórico internacional.

Vaca se ha comprometido a gestionar cuanto antes la firma de un Convenio Marco de Colaboración para proteger y divulgar, con el mismo rango de importancia, el Patrimonio del Tajo de las Abejeras, una demanda que esperaba ser atendida desde 2016.

Asimismo, pendientes estaban de desarrollarse, las I Jornadas de Arqueología Prehistórica de Castellar de la Frontera con dos dimensiones: una primera científica para los estudiantes de la Universidad de Cádiz a modo de curso especializado, y otras divulgativas para los colectivos sociales y la comunidad escolar de Castellar de la Frontera. Con esta doble vertiente científico y social se cerrará el programa próximamente, ha sido el compromiso establecido por el nuevo alcalde.

La intervención puntual realizada en el Tajo de las Abejeras ha cumplido con dos claros objetivos: evitar la pérdida de información en el área concreta y plantear modelos sostenibles de protección y socialización de dicho conocimiento. Ahora, el valioso trabajo desarrollado por la Universidad de Cádiz espera ser publicado. Para ello, Universidad, Ardales Tour y Ayuntamiento serán las entidades que financien esta publicación. El alcalde se ha comprometido a buscar la "complicidad" de la Diputación de Cádiz para este asunto concreto.

Asimismo, en esta primera toma de contacto, el Ayuntamiento de Castellar se ha comprometido a consolidar "lo que ahora mismo es sólo una visión real de futuro" en palabras del alcalde. Para ello, a largo plazo, dos actuaciones quedan en la mesa de trabajo de ambas instituciones: la Redacción de una Carta Arqueológica del Municipio y la creación de un Centro de Interpretación donde vecinos de Castellar y visitantes de todo el mundo, "tomen conciencia de la relevancia tanto del estudio de la prehistoria como de la protección de sus hallazgos", manifestaba.

El Tajo de las Abejeras esta ubicado en el término municipal de Castellar de la Frontera. Las primeras pinturas prehistóricas de este enclave fueron descubiertas en 1924 por el arqueólogo francés Henri Breuil. En los años noventa, el espeleólogo Lothar Bergmann descubre la Cueva de las Estrellas. En 2014, Simón Blanco descubre las pinturas de dos manos en negativo en el interior de esta cavidad. En 2016, el equipo de Handpas descubre tres manos más en negativo en el mismo lugar, que se suman al hallazgo más extraordinario en la historia del municipio, dándole un vuelco a la historia de Cádiz y ubicando los restos de arte prehistóricos más antiguos de la provincia en término castellarense, gracias al escaneo en 3D de las imágenes para aplicar los últimos avances en tecnología a la datación científica. Así, las manos en negativo de Castellar, se unen al resto de las halladas alrededor del mundo. Una valiosa contribución para intentar resolver el misterio de la posible convivencia entre el hombre anatómicamente moderno, el Homo Sapiens, y el Homo Neanderthalensis.

Una vez finalizada la reunión, los mandatarios municipales se han trasladado con la comitiva de la Universidad de Cádiz hasta las oficinas de la Almoraima S.A. para presentarles a su nuevo director, Florencio Alonso, otra de las tareas que el equipo tenía pendientes del Equipo en el municipio.