El alcalde de Castellar, Juan Casanova,  ha recibido hoy a dos representantes del recién creado grupo "Navegantes teatreros". Son jóvenes de 16 años de la localidad que desean comenzar a producir pequeñas piezas teatrales destinadas a menores y adultos para enriquecer el tiempo de vacaciones con un mundo que les apasiona, el del teatro. 

Después de varios intentos de comenzar una gran producción, "Navegantes teatreros" va a comenzar a preparar piezas pequeñas para las que invitan al resto de los jóvenes interesados a participar. Casanova se ha comprometido a buscarles el apoyo de otros colectivos locales para cumplir con sus objetivos y en prestar el uso de las instalaciones que requieran para tal fin.

 

El alcalde de Castellar, Juan Casanova y el concejal de Cultura, Jacinto Gil, han recibido hoy en el ayuntamiento al diputado de Cultura, Salvador Puerto, tras haberle solicitado una reunión previa, de cara a abordar asuntos de interés de este área en el municipio. La teniente alcalde, Pilar Lobato y las concejalas del Equipo de gobierno, Nieves Sánchez y Paloma Delgado, también han estado presentes en el encuentro.

En primer lugar, el responsable provincial de Cultura se ha comprometido a colaborar de manera extraordinaria con la celebración del XXV Aniversario del Festival Flamenco del Castillo de Castellar, una efeméride que se celebra este mes de agosto y que asume el Área de Cultura con un formato especial para la ocasión. Desde la Delegación se prepara una programación que funda en un fin de semana los mundos musicales de tres culturas: la sefardí, la andalusí y la flamenca, todas vinculadas a la historia del icónico castillo campogibraltareño. 

Nuestra primera homenajeada nació en el pueblo de Tahivilla (Tarifa). Allí permaneció, creciendo entre los aires del Atlántico y el Mediterráneo hasta los 8 años, dedicándose a las tareas propias de su edad: Ir al colegio y jugar con sus amigos y hermanos.

Cuando cumplió los ocho años la trasladaron a vivir a un cortijo situado en Las Presillas (en la Almoraima). Tuvo que abandonar obligadamente los estudios para dedicarse a sus hermanos y ayudar en las faenas del campo donde estaría hasta los 17 años. Antes de cumplir los 18  se mudaron del campo a la barriada de la Almoraima donde trabaja como tejedora haciendo punto y haciendo las faenas de la casa para ayudar a su madre, acarreando cántaros de agua desde la fábrica de corcho hasta su casa para las necesidades básicas.

En la Almoraima conoció al que sería su marido: era un agricultor alto, apuesto, de ojos azules y pelo claro como el sol, llamado Diego.

Nuestra segunda homenajeada nació en Conil de la Frontera. Cuando tenía dos años, su familia decide venirse a vivir al Pueblo Nuevo de Castellar, ese nuevo lugar que se construía en el norte de la Estación de San Roque y donde la historia escribía sus primeras líneas. 

En esa nueva y espaciosa casa de la Avenida de las Adelfas número 33 vivía junto a sus padres, Carmen y Alonso, y hermanos, Francisco y Pepi. Allí, alrededor de esa avenida que se llenó enseguida de vecinos, nacieron  Alonso y luego la hermana más pequeña, Laura.  

 Nuestra homenajeada estudió en el antiguo colegio Divino Salvador y comenzó a trabajar enseguida. La tradición hostelera le viene en la sangre. Entre las idas y venidas al campo fue cocinera en Selwo y tras una etapa en la Sociedad de Caza El Faisán, en 2005, coge las riendas en el Bar Andalucía, donde su sitio ha estado detrás de la barra hasta este mismo año.

12 años en los que, heredando el genio y la tenacidad de su padre, Alonso Mendoza, conocido cariñosamente por todos como ‘El Zanahoria’, ha sabido transmitir el buen sabor de los auténticos bares andaluces, los de toda la vida, de buena comida casera y acogida cinco estrellas. 

Allí, entre los fogones del Bar Andalucía, ha crecido su hija Rocío, que hoy, con 19 años, disfruta feliz de su aventura universitaria en Sevilla, con su pueblo Castellar de la Frontera siempre presente, y un genio, también heredado, por colaborar desinteresadamente en cada asunto en el que se le reclama, formando parte del jurado del Carnaval por ejemplo, o de la Actual Comisión de Fiestas. 

El Ayuntamiento de Castellar en colaboración con la Asociación de Mujeres Azahar ha celebrado hoy el Día Internacional de La Mujer con una merienda de convivencia a la que han asistido alrededor de 300 chisparreras. El encuentro, adelantado por la programación de los carnavales, ha servido para dar a conocer las Homenajeadas de este año 2017, una decisión de la que participan la directiva del colectivo de mujeres Azahar y la delegación municipal de Igualdad.

El alcalde de Castellar, Juan Casanova, ha aplaudido el esfuerzo y el trabajo a veces invisible con el que las mujeres castellarenses enriquecen la comunidad local. Por su parte, la teniente alcalde y delegada de Igualdad, Pilar Lobato, ha recordado que estos homenajes siguen siendo necesarios porque la brecha de la desigualdad continúa abierta entre hombres y mujeres. La presidenta de la Asociación de Mujeres, Juana González, ha brindado por todas las mujeres de Castellar y acto seguido, comenzó el acto homenaje para descubrir la identidad de Las Mujeres del Año de Castellar. 

Isabel García Iglesias fue la primera en recibir la sorpresa por parte de la comunidad chisparrera. En su haber, le reconocen su entrega por su familia y su trabajo desinteresado. Le siguió el turno a Carmen Mendoza Gallardo, por su perfil de mujer luchadora, trabajadora y clave en el surgir del movimiento asociativo local.

Subcategorías